Steve Jobs, un tipo diferente

10/07/2011

“Nacemos, vivimos un instante y morimos”. Así describió la vida Steve Jobs, fallecido hace dos días. Es sólo una de sus innumerables frases que han dejado huella en la sociedad. Y no le falta razón, ¿qué suponen los 70-80 años de vida de una persona en comparación con los miles de años que ya han pasado y los miles que quedan por llegar? Nada. Con ello quiso demostrar y enseñar al mundo el deber del ser humano de aprovechar su vida al máximo, disfrutar, reír, compartir, vivir y no desperdiciar ni un sólo minuto.

steve jobs

Ha pasado a la historia como un genio, un visionario, un creador, un emprendedor, la creatividad hecha persona, innovadordesafiante del status quo, perfeccionista, un luchador que vivió la vida bajo sus propias normas, sin nadie que le manejase. Una persona que demostró con su eslogan “One more thing…” cada vez que presentaba algún nuevo producto que está todo por hacer.

Comenzando en un garaje en los setenta consiguió crear la segunda empresa que más vale en bolsa del mundo, 263.000 millones de euros. El creador del iMac, del iPod, iPhone, iPad no sólo creó productos que vender. Creó una cultura en la que los clientes se vieron sustituidos por fieles. La marca de la manzana mordida (era su fruta favorita) es un símbolo de sus millones de seguidores, una garantía de un buen producto, moderno, innovador y que rompe con todo lo existente. Para quien quiera saber más de los grandes logros de su vida, dejo enlazada esta gran infografía.

Como suele pasar con este tipo de personas no nos damos cuenta de su importancia e influencia hasta el día que no están. La noticia de su muerte ha ocupado horas de televisión, trending topics mundiales, miles de páginas en prensa, infinidad de artículos en blogs, muestras de cariños en todo el mundo, muestras de pésame de grandes figuras (veáse Barack Obama, Bill Gates o Mark Zuckerberg). La incógnita es qué pasará ahora con Apple sin su alma máter. Su sucesor Tim Cook puede ser excelente, pero nunca será Jobs. Le será difícil alcanzar su carisma y perfección. Esperemos que las bases y cimientos que dejó Steve sean lo bastantes fuertes como para oír muchas veces más el “One more thing…”.

Asimismo, quiero mencionar alguna de sus inolvidables frases que nos han marcado y marcarán a muchas personas. La inspiración que su figura generará en miles de jóvenes lo convierte, aún más si cabe, en un mito.

“No malgastes tu tiempo viviendo la vida de otro”

 

“No dejes que el ruido de las opiniones de los demás ahogue tu propia voz interior, y lo más importante, ten el coraje para seguir tu corazón y tu intuición”

 

“¿Quieres perder el resto de tu vida vendiendo un agua edulcorada o quieres una oportunidad para cambiar el mundo?”

 

“Stay hungry, stay foolish”

 

“La innovación distingue un líder de un seguidor”

 

“La única forma de hacer un gran trabajo es amar lo que haces”

 

“Ser el hombre más rico del cementerio no me interesa. Acostarme por la noche, y saber que hice algo maravilloso, eso es lo que me interesa”

Como no podía ser de otra forma quiero terminar (por si alguien no lo ha visto ya), uno de los mejores discursos de motivación y superación que ha habido y que probablemente habrá nunca. Steve Jobs, simplemente gracias. D.E.P.